NOVEDADES

Enfen: “Éste sería el tercer fenómeno de El Niño más intenso de la historia”

8 de Enero de 2016 | Noticia

Luego de estimaciones iniciales preocupantes, El Niño ha perdido fuerza. Ken Takahashi, coordinador técnico del comité encargado de su estudio (Enfen), explica los motivos de su comportamiento y revela las expectativas hacia los meses que quedan del verano.

Ayer, el Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) redujo de 35% a 15% la probabilidad de que El Niño alcance una magnitud fuerte durante el verano y elevó la probabilidad de que sea moderado de 50% a 65%. Con ello, tras las alarmantes estimaciones iniciales que pronosticaban una gran probabilidad de que el fenómeno El Niño (FEN) alcance niveles similares a los de 1982-1982 y 1997-1998, éste parece haber perdido intensidad.

Sin embargo, será, a la vez, el tercer FEN más intenso de la historia peruana, según Ken Takahashi, coordinador técnico del Enfen. En la siguiente entrevista, el también investigador principal del Instituto Geofísico de Perú (IGP) explica a qué se debe este panorama contradictorio y describe sus diferentes implicancias en el impacto del fenómeno.

Ya en el verano se esperaría que el panorama respecto al fenómeno de El Niño (FEN) esté más claro. ¿Qué conclusiones se pueden sacar luego de la prolongada incertidumbre respecto a éste?

El presente fenómeno ha demostrado que la comunidad científica, tanto a nivel nacional como internacional, estaba equivocada. Ello ya que ésta se olvidó de que todos los Fenómeno El Niño son diferentes. Por la teoría –estudios anteriores basados en muy limitadas muestras– se asumía que si el Pacífico central se calentaba, también lo haría el Pacífico oriental [costa sudamericana]; eso no ha sucedido. Este FEN ha registrado quizás el calentamiento más elevado de la historia en el Pacífico central y, sin embargo, la costa del Perú no se ha calentado tanto como en los fenómeno de El Niño de 1982-1983 o 1997-1998.

Estamos viendo algo nuevo. Un fenómeno menos intenso que aquellas dos experiencias anteriores, pero más intenso que todos los demás. Es decir, éste sería el tercero más intenso de la historia.

¿A qué atribuye ese inusual comportamiento del fenómeno?

A pesar de que al inicio parecía que este FEN sería similar a los de 1982-1983 y 1997-1998, los últimos se dieron en una fase climática cálida, mientras que el actual se está desempeñando en una fase climática fría que se inició en el 2000. Además, durante el presente fenómeno de El Niño se han registrado vientos más fuertes de lo normal en la costa sudamericana, que tienen un efecto enfriador. Este hecho ha evitado que algunas ondas Kelvin [que calientan el mar] lleguen a la costa peruana.

¿Cómo ha impactado en la magnitud de las lluvias o sequías este contexto distinto?

Según los datos de diciembre, las lluvias en la costa norte aún no se han dado con la intensidad de un fenómeno de El Niño común. Las lluvias en el norte y sur de los Andes se han reducido y todavía no se registran sequías, sólo menos lluvias de las que suele haber.

Cualitativamente este FEN se asemeja más al de 1972-1973, en el cual hubo una fase inicial donde se calentó la costa sudamericana desde el otoño anterior y se mantuvo hasta el verano siguiente. Pero cuantitativamente sin duda es más intenso.

¿Se espera la llegada de alguna nueva onda Kelvin durante lo que resta del verano?

En enero no se distingue la llegada de ninguna, al menos no tan intensa. Hubo una que se estaba formando, pero ya ha sido atenuada. Sin embargo existe la probabilidad de que sí llegue una onda Kelvin en febrero, ya que hay una señal de que se estaría formando, aunque aún no está del todo claro. Debido a que febrero y marzo son meses mucho más cálidos que enero, el impacto de una de éstas podría ser mayor que las anteriores, y no se descartan lluvias intensas durante esos meses.

¿Cuáles son sus expectativas para lo que resta del verano? ¿Cree que este fenómeno se prolongue hasta abril?

La incertidumbre se ha reducido y vemos bastante improbable que el fenómeno alcance niveles similares a los de 1982-1983 o 1997-1998. No obstante, en toda la historia nunca hemos registrado un fenómeno de El Niño de magnitud moderada durante el verano; hemos tenido más intentos o menos intensos. El problema de esto es que, en términos de lluvias, las diferencias entre esos dos grupos son abismales. Todo indica que éste alcanzará un nivel intermedio, pero no podemos saber qué tanto impacto tendrá. Por eso no podemos descartar que haya una que otra lluvia muy fuerte en la costa norte durante febrero o marzo.

Aún no se sabe hasta qué mes durará el fenómeno, ya que no se ha hecho esa estimación.

Ante todo esto, ¿cómo definiría el fenómeno de El Niño actual?

Éste ha sido un FEN que ha puesto a prueba el conocimiento científico no sólo en el Perú sino en todo el mundo. El problema es que ha habido mucha información extranjera que ha generado confusión en los ciudadanos. Los peruanos no han tenido mucha capacidad para diferenciar entre las fuentes de información, y se han guidado de las que tienen un concepto del Niño totalmente distinto. Incluso con un fenómeno de El Niño intenso, lo que pasa en una región no sucede necesariamente en todas las demás regiones.

Fuente: Semana Económica